LAS GRULLAS

La grulla es el símbolo de la Lealtad.

Anuncios

1-001

Hace unos días, cuando daba un paseo por el campo con mi cámara, me sorprendió un murmullo de aves, iban en manada y en una sola dirección. Su algarabía era contagiosa… Así interpreté la alegría entre el cielo y la tierra. Estoy hablando de esas aves zancudas de gran tamaño que cuando están en tierra, se mantienen altivas sobre una de sus patas y, cuando se elevan, son aves de alto vuelo. Son las grullas que festejan el haberse conocido y no importa el tiempo ni el lugar, se encuentran, se abrazan, forman remolinos, danzan, para luego seguir su ruta en buena armonía.  Vuelan aunque esté lloviendo, superan hasta los cuatrocientos metros de altura y son capaces de crear grupos, de volar en equipo, de comer juntas, de mostrarnos, con sus acrobacias, dibujos que parecen uves de ir y venir, de vida, de viaje, de viento, de verdad, de ver y dejar sobre nosotros su voz o gruir, su vigor, su huella… A través de su canto comunitario, van manteniendo su velocidad ayudándose unas a otras a mantener su ánimo. Las grullas son un ejemplo de Amistad y de Amor. Ellas son monógamas y establecen lazos, vínculos de por vida. Su armonía la consiguen comiendo juntas, sobre todo bellotas, y cuando hay crisis de este fruto de la encina y del roble, comen en los sembrados y comparten mutuamente lo que encuentran. La grulla es el símbolo de la lealtad y además es un ave de buen augurio, es el ave de la paz, de la felicidad, de la alegría… Mi abuela me decía, que con sus alas de más de dos metros, protege a los más débiles, porque la grulla sabe abrazar mejor que ninguna otra ave. Y también me enseñaba refranes haciendo referencia a su paso… “Por San José, con día claro, las grullas ves” o “Surco de grullas en el cielo, carbón en el brasero”. Creo que todos debemos aprender de las grullas sin importarnos demasiado si el cielo está gris y aunque llueva, ellas siempre cruzan el cielo cantando.

©Julie Sopetrán

Autor: Julie Sopetrán

Escribo porque no puedo dejar de hacerlo Quiero aprender de los que saben más y enseñar a los que saben menos.

26 comentarios en “LAS GRULLAS”

  1. Las lecciones de la Naturaleza son las que aprendimos cuando éramos sus hijos, allá en la prehistoria. Y ahora que tanto presumimos de conocimiento, vamos por libre olvidándolas y mancillando su recuerdo.
    Saludos Julie

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Cuánto me enseñas, Antonio! Y qué bien que nos envías este video! Lo voy a compartir porque me ha emocionado y creo que debemos reflexionar ante lo que hace Sadako, esta Fundación y no, que no se repitan los errores que cometemos los humanos. Plegar esas grullas de papel como símbolo de la paz, es algo edificante.
    Gracias, gracias amigo. Un fuerte abrazo. ¡Paz!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s