LA ESTRELLA

Dibujo de María José Riazuelo (https://tinteroypincel.com/)

Cuando era niña, en las estrelladas noches de verano, me sentaba a tomar el fresco con mi tía Josefa, ella me enseñaba a mirar el firmamento. No disponíamos de telescopio, pero recuerdo que mi tía me hablaba de la Vía Láctea, que cual polvareda atraviesa el cielo dividiéndolo en dos hemisferios. Yo lo veía como una senda recién nevada hecha de lucecillas misteriosas que se mantenían en el abismo del cielo… Pequeños y brillantes orbes que flotaban en lo infinitamente lejano.  Aquella contemplación me hacía pensar, sentir la grandeza del Universo. Mi tía me mostraba Sirio, el punto más luminoso, me quedaba asombrada cuando ella me decía que  era siete veces mayor que el sol… Las Pléyades, los millones y millones de bandadas de estrellas que corren vertiginosas por el espacio. Mi observación no podía abarcar tanta grandeza dentro de esos enjambres de estrellas sobre nuestras cabezas. Fue así como empecé a pensar en las estrellas, grandes, pequeñas, multitudinarias. Mis primeros poemas versaban sobre estrellas… La Estrella más bonita, Alpha y Omega… y tantos que todavía conservo en mis viejos cuadernos. Hoy, Navidad de Nuevo, he elegido un poema muy cortito que lo escribí paseando a la luz del sol, pero pensando en las estrellas.  Es mi regalo de Navidad para todos mis seguidores-lectores, a los que deseo paz, salud, amor, felicidades en estas fiestas y agradezco a María José, su excelente dibujo navideño.

Alpha y Omega

Debajo de la estrella
el olivo
y debajo
la espiga
una flor
y
la hormiga  
…debajo
más
abajo
está el agua
y la perla
y
detrás de la tierra
más
abajo…
¡Está otra vez
la estrella!

©Julie Sopetrán

Autor: Julie Sopetrán

Escribo porque no puedo dejar de hacerlo Quiero aprender de los que saben más y enseñar a los que saben menos.

29 opiniones en “LA ESTRELLA”

  1. Tierno el relato y bonito el poema. Qué gran fortuna es la de haber podido criarse con adultos dispuestos a compartir con nosotros parte de su sabiduría y conocimientos. Algunos ignoran lo mucho que pueden llegar a marcarnos con esos pequeños regalos . Gracias por compartir un pedacito de tus recuerdos y por tus buenos deseos, Julie. Felices fiestas, paz, salud y amor también para ti.

    Le gusta a 2 personas

  2. Muy hermosa tu entrada, realmente una joya 💍.
    Un abrazo y feliz año nuevo, mi deseo que seas feliz y mucha salud 🍻 y paz.💋

    Le gusta a 2 personas

  3. Si yo encontrara la estrella que me guiara,
    Yo la metería muy dentro de mi pecho y la venerara,
    Si encontrara la estrella que en el camino me alumbrara.

    Como relámpago de fuego fuiste,
    Que en mi sentimiento entraste,
    Dejaste encendido el fuego y entre llamas me dejaste.

    Estrella, llévame a un mundo con más verdades,
    Con menos odios, con más clemencia y más piedades.

    Romperemos las nubes negras
    Que nos engañan, que nos acechan,
    Abriremos un mundo nuevo sin fusiles ni venenos.

    Estrella, si te encontrara,
    Me darías tú la fuerza que necesito
    Para vivir en este mundo de confusiones,
    De misiles y de motores.

    Me llevarías por caminos y por montes,
    Donde tú alumbras campos de amores,
    Campos de luces y corazones.

    Le gusta a 2 personas

    1. Febrero me ha traído una carta muy precisa:
      ordena que las lilas crezcan entre mis dedos
      y, que en el corazón, me crezca una palmera.
      ¡Qué exigente viene la primavera!

      Qué exigente viene la primavera,
      y mi corazón, en cambio, tan enfermizo,
      tengo miedo a sus llamas, miedo a quemarme
      (pero soy prisionera de su hechizo).

      Pero soy prisionera de su hechizo,
      me obliga a abrir mis ramas, bailar con ella,
      con su viento peinarme la cabellera,
      y cantar a las lunas de sus noches.

      Y cantar a las lunas de sus noches,
      cantar el colorido rojo de otoño,
      cantar el silencio de la nueva nieve,
      y cantar, si regresa, el doloroso amor.

      Y cantar, si regresa, el doloroso amor,
      y nacer poco a poco en el intento,
      y crecer poco a poco cada entretiempo,
      y volar al viento y las nuevas semillas.

      Volar al viento y las nuevas semillas;
      y caer donde me lleve el viento:
      ¿Tal vez en las entrañas de una vieja tierra,
      o crecer en el fondo del mar?

      Febrero me ha traído una carta muy precisa:
      ordena que las lilas crezcan entre mis dedos
      y, que en el corazón, me crezca una palmera.
      ¡Qué exigente viene la primavera!

      Maria del Mar Bonet

      Le gusta a 3 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: